ECOLONIA NUEVO MUNDO

ECOLONIA NUEVO MUNDO

UN AÑO DESPUES

Un año ha pasado y no sólo fuimos a Cuba donde nos concebimos y realizamos nuestro primer objetivo: un centro comunitario y casa de huéspedes en Nuevo Mundo, también concebimos y dimos a luz a un bebé que nació el 25 de diciembre del 2012: ¡Por lo tanto, debe explicar la ausencia nuestra en este blog! Nuestro bebé está creciendo diariamente y sentimos ahora que podamos redirigir (algunas de) nuestras energías hacia al desarrollo de Ecolonia Nuevo Mundo. Pronto, Inti, nuestro bebé estará listo para acompañar a sus padres en nuestro próximo viaje a la isla, lo cual ojalá suceda durante el invierno de este año.

En el tiempo de seis semanas, logramos construir un edificio comunitario como una base para la ENM y también un baño en la tierra de Poto. Además hicimos un montón de trabajo en la tierra, donde Poto, que está en sus 80 años, vive con uno o dos hijos alternos. Hemos reconstruido la cerca alrededor de su tierra, al lado de cual plantamos cactus para mantener los animales dentro o fuera, según corresponda. Hemos estabilizado la zona de tierra alrededor de su casa en preparación para las inundaciones de verano. También hicimos un poco de trabajo arreglando los techos de paja donde viven los animales.... hablando de animales, adquirimos una yegua, que desde entonces ha dado a luz a un potro, y también una cabra y su bebé, y unas cuantas ovejas.

Poto en su cocina.

 

Después que Félix y yo llegamos en enero se nos unió Oscar de la Torre, miembro fundador de Gigantería Ambulante, Reneé Kerson, una ingeniera de la permacultura, consultora de la construcción, y buena amiga de muchos años, y Olivia Garriga artista y amiga cercana que nos sorprendió después de haber traslado la isla - por dedo, aparecer en Pilón un día de la nada. Nuestro trabajo y presencia atrajo a un número de residentes de Corcobao, más cercana de las colonias.  Venían todos los días hasta que nos fuimos, para trabajar en los proyectos de construcción y el ‘cobb’, hacernos compañía y tocarnos baladas en la guitarra durante el almuerzo. Teníamos un gran equipo y logramos hacer mucho en muy poquito tiempo. Utilizamos materiales reciclados para construir la casa de palma: El árbol nacional es extremadamente durable y flexible, lo cual hace que sea muy adecuado para el clima tropical, pero se está convirtiendo en peligro de extinción por su uso exceso, y ya no es un recurso viable ni sustentable. Por esta razón nos encontramos con una decrépita casa de 50 años en una colonia vecina que se estaba vendiendo a un precio razonable, y pieza por pieza la demolimos (en menos de dos horas, era como ver un video de lapso de tiempo) y arrastramos todos los materiales, hasta los clavos doblados,  a Nuevo Mundo, donde se utilizó hasta la última pieza para construir nuestro edificio.

Poniendo las ventanas.

 

También experimentamos con el ‘cobb’ y construimos un baño de aire libre anexado al edificio nuevo para nuestros refrescantes baños de cubo con agua calentada por el sol. Nos quedamos encantados de descubrir que hay un suministro ilimitado de tierra rica en barro, así como cal y abono con que construir, sin embargo nos pareció que el ‘cobb’ iba muy lento, y realmente se necesita mucha gente para lograr algo de manera eficiente. Debido a las limitaciones de tiempo y el número fluctuante de manos disponibles, hemos estado investigando el método ‘súper-adobe y bolsa de tierra’. Este método de construcción se está utilizando actualmente en muchas partes del mundo para construir con mucha eficiencia.  Es extremadamente barato, estable sísmicamente, y aguanta los huracanes y clima extremo. Se está utilizando  en comunidades de pocos recursos económicos y / o materiales para construir desde las casas pequeñas a los grandes edificaciones. Hemos localizado una fábrica donde las bolsas de polipropileno están hechas en Cuba y ¡planeamos experimentar con este método para los proyectos de construcción en el futuro!

El equipo del baño.

 

El otro gran acontecimiento del año pasado, fue una visita muy exitosa a la tierra por parte del grupo de teatro Gigantaria Ambulante. Quince miembros del colectivo se les proporcionó transporte por el Gobierno cubano, con el fin de viajar de La Habana a las colonias de Pilón, donde se instalaron durante dos semanas en nuestro nuevo edificio en Nuevo Mundo. Trajeron con ellos, un árbol de baobab para sembrar como una bendición para el proyecto y la tierra, y algunos muy necesarios tanques de agua, así como sus trajes, zancos, y por supuesto, los instrumentos. A lo largo de esas dos semanas, llevaron a cabo cinco espectáculos para los niños y los residentes de las distintas colonias, los cuales fueron recibidos con mucho entusiasmo y numerosas solicitudes para su pronto regreso. (También hemos colgado algunas fotos de su viaje en la página web).

Un gigante con su audiencia cautivada.

 

Nuestro mayor objetivo este año, ha sido investigar cómo conseguir fondos para continuar con el proyecto y actualmente estamos en el proceso de conexión con el Rotary Club Internacional, (que ha sido aprobado en Cuba) para crear un club en Nuevo Mundo a través del cual pudiéramos realizar grandes proyectos que beneficiarían mucho a la comunidad; como una turbina solar, de viento o hidráulico, y otros importantes propósitos de infraestructura y económicos. Nos reunimos con el delegado local, Umberto en varias ocasiones, así como el CDR local (Comité de Defensa de la Revolución), para explorar nuestro proyecto y sus objetivos, y están en el proceso de llevar a cabo muchos de los mismos planes dentro de la comunidad

Olivia, Delvis, Felix, Lidia, Poto y Nina.

 

Blog Stats

  • Total posts(3)
  • Total comments(1)

Forgot your password?